馃煚 La pastilla

Enfoque Personal #113

Qu茅 puede hacer por ti iOS 17.1 馃挭

Esta pasada semana Apple lanz贸 la versi贸n definitiva de iOS 17.1 y la equivalente del resto de sistemas operativos. Esta actualizaci贸n trae algunas cosas que merece la pena que conozcas.

  • AirDrop es una de las funcionalidades m谩s interesantes de Apple y una de las grandes beneficiadas de las actualizaciones de 2023. El sistema de transferencia de dispositivo a dispositivo ha ganado mucha fiabilidad y velocidad. Con iOS 17.1 la transferencia iniciada seguir谩 por conexi贸n m贸vil si los dispositivos dejan de estar bajo la misma Wi-Fi.

  • Apple Music ahora te permite marcar como favoritos artistas, canciones, 谩lbumes y listas de reproducci贸n. Con ello ser谩 capaz de aprender m谩s de ti y tus gustos y hacerte mejores recomendaciones. Esta funcionalidad ha sido trasladada de Apple Music Classical, donde est谩 desde el principio.

  • En reposo es un nuevo modo de la pantalla del iPhone que ha provocado un curioso incremento de las ventas de soportes MagSafe. En iOS 17.1 tienes tres modos distintos de apagado de la pantalla: autom谩tico (el que estaba) tras 20 segundos y nunca.

  • Usar el flash como linterna es una de las funcionalidades principales que damos a nuestros dispositivos de m谩s de 1.000 鈧. Ocurre con una frecuencia pasmosa que la gente olvida que tiene la linterna encendida, con el consiguiente calentamiento del dispositivo y merma de la bater铆a. En iOS 17.1 los iPhone 14 Pro ganan una funcionalidad de los iPhone 15, un indicador en la Isla Din谩mica que avisa de que la linterna est谩 encendida. Vamos directos a la extinci贸n.

  • Hasta ahora pod铆as elegir im谩genes de naturaleza, edificios o personas para que, aleatoriamente, aparecieran como pantalla de bloqueo. En iOS 17.1 tambi茅n puedes elegir 谩lbumes concretos, pero yo no he conseguido hacerlo en mi iPhone. Por cierto, en mi iPad Pro 10,5 no puedo elegir fotos de personas para ese cometido; no s茅 si es una cuesti贸n de que necesita un procesador de mucha m谩s potencia para tama帽a labor o que simplemente no se puede hacer en un iPad. Si tienes un iPad con Apple Silicon comprueba lo que te digo para que yo pueda terminar de cabrearme.

La pastilla 馃拪

El jueves y el viernes estuve en Madrid para asistir a los Podcast Days, un evento profesional de podcasting acerca del cual voy a escribir en mi newsletter sobre podcasting del pr贸ximo martes. De la sesi贸n del jueves sal铆 sobre las 20:30 con un par de trozos de pizza en el cuerpo. Podr铆a haberme quedado m谩s tiempo, pero en ese momento se activ贸 un ambiente festivo que me quedaba grande. Una DJ comenz贸 a pinchar con mucha marcha y la cerveza comenz贸 a circular; las luces se bajaron, se encendieron los neones y yo supe que era el momento de marcharme.

Mi hotel estaba pr贸ximo as铆 que me fui all铆, pero la habitaci贸n no era lo suficientemente c贸moda para estar m谩s tiempo del necesario, as铆 que sal铆 de nuevo a la calle a completar, acaso frugalmente, mi cena. Despu茅s de eso segu铆a siendo temprano, por lo que decid铆 dar un paseo bajo la fresca noche madrile帽a 馃ザ escuchando podcasts (en concreto Cliff & Hanger) y dej谩ndome arrollar por el bullicio de la capital.

Tengo que reconocer que Madrid me abruma. Siempre que voy, por turismo o a alg煤n evento de podcasting, tengo la misma sensaci贸n que Paco Mart铆nez Soria en su gran pel铆cula 鈥淟a ciudad no es para m铆鈥. En la imagen que de m铆 mismo proyecto en mi cerebro, me veo con boina y una gallina en una cesta. Y creo que la sensaci贸n no mejora con la edad, sino que empeora considerablemente.

Llegu茅 a Gran V铆a por Fuencarral y la recorr铆 en direcci贸n Callao. Los muchos comercios ya cerrados a esa hora no restaban un 谩pice de magnificencia a la calle, cuyas aceras estaban bastante atestadas de un crisol de razas y culturas. Llegado al edificio Carri贸n pill茅 el legendario anuncio de Schweppes completamente encendido y no pude resistirme a hacerle una foto.

En ese momento me sent铆 un poco perdido, sin saber qu茅 hacer y completamente desplazado. 驴Qu茅 demonios hago yo un jueves por la noche de octubre paseando por Madrid, cuando mi sitio es el sof谩 de casa con Roc铆o tomando una infusi贸n y viendo una serie? Seguramente el agotamiento del d铆a me dej贸 m谩s melanc贸lico de lo que esperaba. Baj茅 por Callao con la idea de coger el metro en Sol y subir hasta Tribunal, donde estaba mi hotel (aparthotel, para ser m谩s exacto). El trayecto andando no era mucho, pero me dio por ah铆.

Al pasar por la puerta de FNAC pude ver que estaba abierta y con cierto ambiente festivo. 鈥淒铆a del Socio, m煤sica en directo鈥 rezaba un cartel en la puerta. En la planta baja te recib铆a una mara帽a de empleados que te daban una totebag (驴se escribe as铆, hija?) con chucher铆as y algunos panfletos. A continuaci贸n una r茅plica funcional de Kit, el coche fant谩stico. Un se帽or decidi贸 hacerse 1000 fotos, poni茅ndose de pie junto a 茅l y apoyando una mano en casi todas las partes de la carrocer铆a, como quien se apoya en un elefante que acaba de cazar. El tipo estaba m谩s serio que un ajo y unas amigas le tiraban las fotos con un tel茅fono Android que deb铆a tener la edad de mi hijo Emilio, a tenor de lo que tardaba en tomar cada foto. La educaci贸n con la que el resto de gente se par贸 para permitir el reportaje no fue correspondida por este tipejo, que hasta que no se tom贸 todas las fotos que quer铆a no dej贸 a Kit tranquilo, d谩ndole igual toda la gente que esperaba para pasar.

Cada planta que sub铆a de la FNAC me deparaba una nueva sorpresa. En la segunda, por ejemplo, me recibi贸 otra DJ enfervorecida, rodeada de gente muy moderna bailando. La tercera planta ol铆a por completo a comida, porque estaban sirviendo todo tipo de aperitivos calientes, que amablemente pude rehusar hasta en cuatro ocasiones (debieron verme desmayado). Llegu茅 hasta la planta de los libros pensando encontrar un ambiente m谩s sosegado, pero era casi la peor; para empezar un se帽or me regal贸 un libro y pretend铆a que hiciera cola para que me lo firmara su autor. Para continuar, hab铆a una cola tremenda y un gran ambiente de excitaci贸n para que dos autoras tambi茅n desconocidas para m铆 firmaran ejemplares de sus libros, prest谩ndose adem谩s a tomarse fotos con los fans. Para terminar, donde se supon铆a que deber铆a haber un mostrador con caja para pagar, hab铆a un serpent铆n de cerveza, con una joven con la camiseta anudada sobre el ombligo tirando ca帽as como si no hubiera un ma帽ana y movi茅ndose al son de la m煤sica que atronaba por la megafon铆a. En ese momento recib铆 una notificaci贸n de mi reloj; Recordatorio de medicaci贸n. Es hora de registrar tus medicamentos de las 23:00.

Y yo supe que era el momento de marcharme 馃槄

Y ya est谩.

Muchas gracias por el tiempo que has dedicado a leerme. Han sido unos d铆as extenuantes y pese a ello escribo estas letras en el AVE de vuelta, para tenerlo todo fresco y conseguir que, aunque t煤 est谩s desayunando tranquilamente un domingo por la ma帽ana, sientas un poquito que estabas conmigo en esa enloquecida noche oto帽al en Madrid. 隆Hasta la semana que viene!